G2 I

Como trabaja el G-2?Los Agentes Secretos o Informantes son personas reclutadas por el Departamento de Seguridad del Estado (G2) para informar y actuar dentro de cualquier organización, institución o colectivo, sea opositora o no a los intereses del estado cubano. El perfil de un Agente Secreto es el de una persona que ha tenido algún antecedente conocido que lo ha enfrentado a los intereses del estado y que se manifiesta públicamente en contra de este. En consecuencia, NO son Agentes Secretos la presidenta del CDR, el militar de la esquina, el vecino militante del partido, el auxiliar de la PNR o el chivato de la otra cuadra. Ellos son "colaboradores" del Ministerio del Interior o de cualquier otra institución represiva. Ellos denuncian directamente y solamente se encubren para evitar la repulsa social. A las casas de esos colaboradores es a donde van los investigadores estatales cuando quieren hacer alguna averiguación. Los Agentes Secretos están entre el vecino desempleado, el tipo del tatuaje que estuvo preso, el hombre buscapleitos, el que siempre está hablando mal del gobierno, el que tiene familia en el extranjero, el que está en los grupos de oposición, etc. No es un Agente Secreto el que todo el mundo sabe, o se sospecha, que es comunista. Los Agentes Secretos son reclutados oficialmente en una entrevista en una oficina del Ministerio del Interior, lugar a donde entra una sola vez en su vida de agente. A un agente no se le recluta en la calle, en una casa particular, en el centro de trabajo o en cualquier otro lugar que no sea sede oficial del Ministerio del Interior. La entrevista de reclutamiento se hace generalmente por un oficial de rango vestido de uniforme, y puede estar presente el oficial de menor rango que atenderá directamente al agente de civil. Si la persona en esa entrevista acepta colaborar, se le agradece y posteriormente se toma una decisión final. Más tarde el agente debe firmar un "Juramento" de una página donde se compromete a defender los intereses de la Patria, la Justicia y el Socialismo y a no revelar ningún secreto o lo pagaría con la pena máxima posible. Posterior a esa primer entrevista nunca más el agente visitará una institución del Ministerio del Interior en sus funciones de informante. Cuando usted vea a una persona que dice ser disidente, pero de quien usted sospecha que es agente, entrando a una institución del Ministerio del Interior, ese NO es un agente de la Seguridad del Estado, sino una persona a quien la Seguridad quiere destruir haciéndole creer a los demás que es un agente. Generalmente un verdadero Agente Secreto lo verá "de casualidad" y será el encargado de "regar la bola" de haber visto a esa persona entrando a la sede del MININT. Este mismo método lo utiliza la Seguridad citando, a personas que quiere dañar, a casa de conocidos miembros del MININT para que "alguien" lo vea. Por tanto, una persona que está en un grupo de oposición no debe nunca visitar una unidad del MININT, o la casa de algún conocido oficial, sin causa justificada y que sea del conocimiento de los demás miembros del grupo. En las primeras instrucciones que recibe el agente se le informa que el objetivo número uno del Departamento de Seguridad del Estado y de su labor como agente es proteger la vida del Comandante en Jefe, independientemente de que su radio de acción o el motivo de su reclutamiento sea cualquier otro. Cualquier indicio, por mínimo e insignificante que parezca, que indique un posible atentado a la integridad física del Comandante, debe ser informado y estudiado con toda urgencia y profundidad y recibe máxima prioridad. En los primeros encuentros se le asigna también al Agente Secreto un Oficial que lo atenderá, un seudónimo, una casa de contacto, se crean la Leyenda y la Fachada y se define el Radio de Acción. El Oficial que atiende directamente al Agente Secreto es, generalmente, un profesional de la especialidad en que se mueve el agente, si el radio de acción es un centro de trabajo, y que ha pasado a trabajar a la Seguridad del Estado. El oficial siempre va vestido de civil a los contactos con el agente. Un agente secreto nunca se reune con personas uniformadas. Excepto en los dos entrenamientos especiales que recibe al año el Agente Secreto, este oficial es el único de la inteligencia que normalmente contactará con el agente. Los oficiales se cambian y rotan cada dos años, por lo que en su vida operativa un agente trabaja con varios oficiales. Previo al reclutamiento oficial en las oficinas del MININT, el primer oficial que tiene un agente ya ha contactado varias veces y entrevistado al posible agente en el proceso de selección. El seudónimo es el nombre que se utilizará para que una persona se identifique con el Agente Secreto como un contacto real de la Seguridad del Estado. El oficial, el dueño de la casa de contacto, y todas las personas con quien pueda relacionarse el Agente Secreto, tienen también un seudónimo para identificarse entre sí. Todos los encuentros del Agente Secreto con su Oficial se realizan en una "Casa de Contacto" que es una casa particular de una persona que trabaja en un lugar sin relación directa con el agente. Toda la familia del dueño de la casa de contacto, que debe ser mínima, conoce que se realizarán encuentros secretos en la casa. Se busca una aparente justificación de la amistad entre el dueño de la casa y el Agente Secreto que justifique las visitas al lugar. Todas las personas de la casa de contacto deben ser de absoluta confianza de la revolución y están totalmente integradas a la misma. La Leyenda es una historia ficticia sobre la vida del agente y que será la que este debe contar a todos y que supuestamente explica el por qué de sus ideas contrarias al gobierno. Debe estar basada en hechos reales y demostrables de la vida del agente que hayan significado un distanciamiento de la línea de la revolución. Estos hechos se pueden exagerar o crear otros afines que los enriquezcan y les den el peso suficiente para justificar la supuesta conducta disidente del Agente. La Fachada es el conjunto de actitudes, comentarios, comportamiento y personalidad actual que debe seguir el Agente Secreto y que muestren a todos que es una persona contraria a los principios de la revolución. El radio de acción se define entre los lugares por donde se mueve el Agente y en el que mejor pueda hacerse notar y actuar. El agente conoce varios números de teléfonos a los que puede llamar para dejar recados para su oficial utilizando su seudónimo. Esos teléfonos pueden ser de la casa de contacto, de las oficinas o casa del oficial o de un despacho que existe en cada municipio donde se dejan recados que se hacen llegar a los respectivos oficiales por su seudónimo en menos de una hora. El Agente debe reunirse con su oficial como mínimo una vez al mes para elaborar informes y recibir orientaciones. Los contactos se realizan en la casa de contacto. El Oficial debe llegar como mínimo media hora antes para preparar el terreno. Se establece una señal visible y externa que avise al agente si puede entrar o, en cambio, alejarse del lugar. Si la puerta de la casa de contacto está en un lugar de mucha circulación de personas, debe estar entrejunta a la hora señalada o alguien listo a abrirla en el menor tiempo posible para evitar que el agente sea visto en el lugar y tenga que ofrecer explicaciones.Ocasionalmente en los contactos participará sorpresivamente un oficial superior que se encuentra realizando una evaluación al oficial directo del agente. Este oficial superior debe llegar junto al oficial antes de la entrevista y se le presenta al agente. En la evaluación al oficial influye la puntualidad y disciplina del agente y los habitantes de la casa, la confianza y comunicación entre el agente y el oficial, el valor de la información ofrecida y la capacidad del oficial de dar indicaciones precisas ante las situaciones que narra el agente. Entre el Agente Secreto y el oficial existe una señal de identificación de contacto urgente, que es una seña que pueden hacerse en un lugar público que indica que deben reunirse con urgencia exactamente al cabo de una hora a partir de ese momento, en la casa de contacto. Todo contacto donde un Agente Secreto informe cualquier asunto relacionado con su objeto de estudio, debe terminar con la elaboración de un informe escrito. El informe lo escribe el propio Agente Secreto a mano y narrando los sucesos en tercera persona. Debe expresar al comienzo, con la mayor exactitud posible, el lugar de los hechos, la fecha, la hora y los participantes involucrados. No se debe llevar preparado con antelación, ni escribirse a máquina. Lo firma el agente con su seudónimo. Este informe es un "arma de doble filo" que se usará en contra del propio agente en caso de que este traicione y haya que "quemarlo", ya que está escrito por su propio puño y letra. Dos veces al año el Agente recibe un entrenamiento de ocho horas. Este entrenamiento se puede realizar en otro lugar que no sea la casa de contacto. En el mismo participan por turno distintos especialistas que dan instrucciones especiales al Agente. Pueden ser, por ejemplo, un psicólogo que le indica cómo relacionarse e interrogar a otras personas, un especialista del radio de acción donde opera el agente que le cuenta historia, antecedentes y detalles del grupo que se está operando, etc. Durante este entrenamiento especial el oficial garantiza el almuerzo para todos los participantes que coincidan a la hora del mismo y un brindis para el final del encuentro. Aunque los oficiales deben aparentar confiar en el Agente Secreto, la Seguridad del Estado NUNCA confía en ningún agente, ni en los informes que estos elaboran, que siempre deben ser verificados. En un Agente Secreto siempre hay que desconfiar, ya que son personas que han tenido antecedentes y pueden guardar remordimientos. Muchos agentes comienzan a colaborar por miedo a represalias, porque creen que obtendrán beneficios personales o por curiosidad ante una propuesta de este tipo, pero al final pueden arrepentirse o brindar informes incompletos o falsos. El Agente Secreto no es un compañero de luchas, sino un instrumento en manos del MININT. Cuando un agente no es eficiente o se descubre que miente, puede ser destruido o chantajeado sin ningún escrúpulo o remordimiento. Los distintos agentes secretos que operan en un determinado radio de acción, nunca se conocen entre sí. Cuando a un agente se le dice o se le insinúa que otra persona con quien se relaciona también es un colaborador, se está tratando de destruir a uno de los dos para que sea delatado como informante de la seguridad o para crear desconfianza entre los miembros de la oposición. Los informes entregados por distintos agentes de un mismo radio de acción siempre son confrontados para verificar la veracidad de los mismos.

0 comments: